Dar la nota

Imagen

La mitad de cuba estuvo oscura durante varias horas en la noche de ayer y también parte de la madrugada de hoy. Me levanté buscando respuestas en el noticiario de la mañana y solamente había una breve nota hablando de una interrupción en el sistema. Muchos ni lo vieron porque esas notas no aparecen en los titulares y no tienen imágenes ni comentarios de los periodistas. Una ciudad a oscuras y la prensa cubana no es capaz de mostrar siquiera una imagen en su revista matutina. ¿Es que ningún periodista cubano tiene algo que decir? No. Definitivamente no. Muchos quisieran hacer hasta un largo reportaje. Lo que pasa, es que de “eso”, no se habla. No sería justo pensar que los periodistas cubanos estaban dormidos con la noticia. Estoy segura que muchos de ellos estuvieron comiéndose las uñas de la impotencia al no poder cubrir semejante noticia.

Desde hace ya varios años muchas de las noticias más importantes de nuestro país han sido dadas a través de notas informativas que luego no tienen una repercusión en la prensa. Ningún periodista le da seguimiento, la noticia muere con el punto final de la dichosa nota. Recuerdo a mi padre que siempre que escuchaba al locutor del noticiero decir “nota informativa” o “información a la población”, enseguida viraba el cuello para el televisor y nos mandaba a hacer silencio. Ahora he heredado esa manía o reflejo que me tira para el televisor cuando dicen cualquiera de esas palabras. Aunque lo cierto es que le estoy cogiendo mala voluntad a ese método de informar porque me deja siempre con las ganas de saber qué es lo que verdaderamente está pasando.

Hoy cuando fui en busca del periódico una señora me dijo: “no hija, si es que de lo que pasa aquí nunca dicen nada” … “si el apagón hubiera sido en Nueva York seguro que tuviéramos mas información”. No conseguí el periódico pero en el breve minuto que estuve cerca de la señora alcancé a leer en el que ella tenía en sus manos la nota sobre la afectación del fluido eléctrico.

Hoy tendré acceso a internet. Buscaré en la blogosfera cubana alternativa y estoy segura de que ahí encontraré mucho más.