La bandera

martibandera montebandera

Anuncios

2 pensamientos en “La bandera

  1. Hace años conocí a un izquierdoso latinoamericano (no diré de qué país, para no lastimar innecesariamente a nadie), que estaba de visita en Cuba. Yo fui su guía en un recorrido por La Habana Vieja y otros lugares de la ciudad. Aquel día el visitante me dijo que el buen estado de conservación de nuestros monumentos era una prueba del “respeto de los cubanos por su historia y la preocupación del gobierno por preservar la cultura”. Me dejó patidifusa. Ahora, cada vez que veo estos monumentos descascarados, despintados, raídos y sucios, me pregunto qué diría aquel admirador del castrismo.

  2. Es que hay monumentos que fueron vilipendiados o ignorados después de 1959. Ejemplos son el monumento al Maine, que lo primero que hicieron fue apear al águila o el monumento al General José Miguel Gómez, del cual solo aprendimos que fue un gobernante corrupto. Sus méritos como general del Ejército Libertador fueron borrados de nuestros libros escolares. Esa obra notable pasó años sirviendo de urinario, lleno de mierda y graffitis. Todo monumento tiene una historia y todo lo que la historia revolucionaria considerara “cosa del pasado”, “valores burgueses”, “entreguista”, etc, no es digno de conservación, no importa que forme parte de la historia del país, la historia había que reescribirla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s